martes, 11 de noviembre de 2008

Comienzo...



Arrastrada por la hueca marea del crepúsculo, fuerzas extrañas la condujeron hasta este lugar desierto e inhóspito, hasta esta playa nunca antes habitada por ningún ser vivo, en la que la brisa marina y las olas dormidas acariciaron delicadamente su piel por vez primera. Una piel que despertaba confundida por tantas nuevas sensaciones hasta entonces dormidas en un cuerpo larvario que jamás había conocido instintos, ni observado constelaciones, ni contemplado a su especie de igual a igual..... Un cuerpo entumecido por incómodas metamorfosis anteriores que poco a poco habían logrado transformarla en lo que ahora era..... Una ninfa, un hada, una diosa, una virgen....qué mas da.....alumbrada desde las profundidades del océano, mecida dulcemente por su mar, su barca, que la llevó hasta esta orilla en la que todo comienza.....en la que cada paso en este vacío de tinieblas afianzará sus sentidos, y arropará su existencia con el más cálido de los abrazos. Humanizada y despojada de todo velo de existencias anteriores. Desnuda de vivencias. Tiempo cero. Todo comienza. Cuántas esperanzas puestas en un instante tan sublime.....inexpresable la emoción contenida en esa lágrima que consigue al fin escaparse......recorrer su cuerpo, y retornar lenta y agónicamente a su mar. A su océano que le ha dado la vida. Cáliz del que todo proviene. La más cruel de las prisiones, y el más cálido y dulce lecho al mismo tiempo.


Camino furtivo que se aleja del comienzo....
No hay vuelta atrás.....ahora sí.
Comencemos.
A oscuras....

1 comentario:

Lucien dijo...

Hacía rato que no leí algo tan hermoso, original y tan bien redactado